PURA PROTEINA CREATIVA

SER

Cuando hablamos de comer volvemos al origen, a ese momento en donde nos encontramos con nuestro primeros sabores, en un gesto de una mano querida extendiéndose sosteniendo una cuchara, esa cuchara llena de explosión..

Nuestra papilas gustativas comenzaron a trabajar, cada uno en un rincón del mundo, esperábamos ansiosos el momento de comer, uno en el mediterráneo, rodeado de paellas de verano, especias y tradiciones que lo iban entrenando a diferenciar un sabor del otro, ordenando sus recuerdos gustativos, y sin darse cuenta ir preparándose para lo que algún día iba a ser el corazón de su proyecto.

A fin del mundo, una pequeña niña inquieta, cerraba los ojos, abría los pulmones e iba corriendo cada vez que sentía aromas en la cocina, los rituales gastronómicos formaban parte de lo cotidiano. La mezcla de tradiciones inmigrantes, las manos que forjaron un país y los sabores que definieron una vida. Los pastas de los domingos, los asados a fuego lento. La jalá de la Bobe, los valores de una madre que transmitía momentos únicos en la cocina. Esa observación que fue entrenándola para años después poder aprender a contar historias a través de lo que hoy es su pasión. Crear y comunicar.

HACER

Los años transcurren, comienzan la etapa de formación en Diseño, Branding
y luego aparece el Marketing, como un gesto de curiosidad de como llegar a más personas. Comunicación Política y Dirección de empresas. Horas de estudio, perfeccionamiento, dedicación para otras marcas, viajes y experiencias, pero cada vez que volvían al punto de origen, los encuentros familiares, volvían a su centro. Llega el año 2014 cada uno desde su rincón del mundo deciden viajar a México

México los estaba esperando, todos esos años de entrenamiento eran para ese momento. Sabían que juntos tenían que crear algo, diferente, pero ALGO. Una cafetería llamada CHAI fue testigo de primeras reuniones y borradores.

Los días pasan y se toman un vuelo a Madrid, reino de la gastronomía. Cuando ella comenzó a ver todos los sabores, lugares que abrazaban a esta ciudad supieron que tenía que ser la base para construir ese proyecto de vida que deseaban.

Pasaron 365 días exactos, donde se aislaron en una casa de Cádiz, para poder seguir entrenándose y diseñar, crear.

Los atardeceres de esa playa fueron testigos de todos los diseños, borradores, planes de negocio y desarrollos.

Atardeceres llenos de ilusión y otros llenos de incertidumbres, rasgos típicos de dos emprendedores viviendo de sus ahorros. Pero con una meta muy clara. Hacer marketing y vivir rodeados de gastronomía.

TENER

Pasaron los años y hoy somos un equipo multidisciplinar, cada persona es un ingrediente fundamental para nuestra receta, todos formados en marketing de contenidos con un ADN digital especializado en social media.

Un equipo internacional, con alma de bandoneón, piel ibérica con sabor a limón y tequila.

La creatividad y el poder de observación para hacer marketing nos llevó a centralizarnos en este sector. Rendimos honor a nuestra pasión por la gastronomía.


No somos una agencia tradicional que ofrece servicios de marketing tradicional.
Somos i21, Una consultora especializada en social media gastronómico. ¿Nada más?. Todo eso.

PURA PROTEÍNA CREATIVA.